Reconstrucción mamaria

El concepto: devolver la feminidad a la mujer tratada de cáncer de mama y que ha precisado de una mastectomía, para control de su enfermedad.

Estado actual: actualmente el porcentaje de mastectomías para control y tratamiento de la enfermedad maligna mamaria ha decrecido ampliamente como consecuencia de la aplicación de programas de diagnóstico precoz que permiten diagnosticar la enfermedad en sus estadíos más iniciales y también como consecuencia de la aplicación de protocolos de quimioterapia neoadyuvante que permiten reducir considerablemente la masa tumoral y rescatar a aquellas pacientes candidatas de entrada a mastectomías para poderles ser realizadas cirugías conservadoras de la glándula que en nuestro caso corresponden a aproximadamente el 90% de las pacientes tratadas por esta enfermedad.

Ahora bien, todavía no se ha podido conseguir definitivamente en ningún lugar del globo el control absoluto de la enfermedad con técnicas poco invasivas o conservadoras, de ahí  el interés especial que desarrollamos en aprender las técnicas reconstructivas y poder aplicarlas a nuestras pacientes, como así lo hacemos habitualmente y con resultados satisfactorios hasta la fecha.

Todas ellas son técnicas de complejidad variable pero que nos permiten volver a recrear lo que denominaremos un “monte mamario” a la paciente que precisara la extirpación de su mama para tratar su enfermedad maligna y poder conservar así la feminidad de la misma, intentando que el impacto estético sea mínimo  y conservando lo que algunos han llegado a definir como la “parte social” de la mama, es decir, el escote, sin evidencia de cicatrices visibles.

¿Cómo reconstruimos la mama operada?

El planteamiento inicial precisa de la prescripción de una mastectomía necesaria para el control y tratamiento de la enfermedad.

Una vez planteada y aceptada por la paciente como única alternativa, o como alternativa válida procederemos a explicares cuáles son los estándares asumidos así como las distintas alternativas terapéuticas  para la reconstrucción, exponiéndoles asímismo las ventajas y desventajas de cada una de ellas y los resultados a largo plazo, así como el porqué de la indicación de una u otra.

En los siguientes enlaces intentaremos detallar los requerimientos técnicos, ventajas e inconvenientes de los tipos de reconstrucción que realizamos actualmente en el Hospital del Poniente que a modo de resumen pueden enumerarse en:

1. Reconstrucción con expansor tisular y prótesis definitiva.

2. Reconstrucción con expansor-prótesis.

3. Reconstrucción con colgajo autólogo de músculo dorsal ancho.

4. Reconstrucción tipo TRAM (transposición del músculo recto anterior del abdomen)

5. Reconstrucción con colgajo epiploico.

Dr. J. Fernando Pérez Martínez. Cirujano. Experto en Cirugía Oncoplástica de la mama. EPHPO

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Información para pacientes. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s