Reconstrucción mamaria con expansor tisular y prótesis definitiva.

Dicha técnica es de elección en cualquier tipo de paciente, y requerirá de la extirpación de la glándula mamaria en un primer procedimiento y la colocación en el mismo acto de lo que se denomina un expansor tisularr, que precisará la distensión progresiva en las siguientes visitas en Consulta hasta conseguir el volumen deseado y una segunda intervención para su retirada y colocación de una prótesis definitiva.

¿Quién es candidato para dicha reconstrucción?

Cualquier mujer que requiera una mastectomía para tratar su enfermedad y que quiera reconstruirse el volumen mamario.

¿Qué ventajas tiene?

Es un procedimiento relativamente sencillo con una tasa de complicaciones bajas y que permitirá recrear el nuevo monte mamario.

Estéticamente permitirá conservar un busto armonioso.

En algunas ocasiones requerirá tratamiento complementario con Radioterapia para tratar su enfermedad, en cuyo caso será necesario extraer el expansor previa a la realización de la misma, y colocación de la prótesis definitiva.

¿Qué inconvenientes presenta?

Por un lado la extirpación, en ocasiones necesaria, del complejo areola y pezón.

Además precisa de visitas repetidas a la consulta para ir aumentando el grado de volumen que el expansor provocará hasta alcanzar el volumen necesario. Dicha expansión se realizará mediante la inyección intraprotésica de Suero Fisiológico en repetidas visitas.

Precisará de una segunda intervención quirúrgica para su retirada una vez recreado el volumen necesario para sustituirlo por una prótesis definitiva de material hidrocoloide.

La tasa de rechazos del mismo es baja, pero hay que tenerla en cuenta dado que vamos a implantar un material “extraño” al organismo aunque bien tolerado.

¿Cómo se realiza?

Durante el mismo acto quirúrgico de la mastectomía, se procederá a disecar un bolsillo por debajo del músculo pectoral mayor donde se alojará el expansor el cual se llenará parcialmente en el mismo acto,  no en su totalidad. Posteriormente y cuando se precise su retirada previa expansión definitiva del espacio que queramos crear, se procederá en una segunda intervención a la apertura parcial de la cicatriz previa y a la extracción del mismo, comprobando la formación de una cápsula donde se alojará la prótesis definitiva acorde al expansor que hemos utilizado. Ocasionalmente se requerirá remodelación de la mama “sana” para conseguir una simetrización ideal.

Dr. J. Fernando Pérez Martínez. Cirujano. Experto en Cirugía Oncoplástica de la mama. EPHPO

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Información para pacientes. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s